Gustave Courbet | Narcisismo revolucionario

Gustave Courbet nace en 1819 en la ciudad de Ornans, al este de Francia, en el seno de una familia acomodada. Su abuelo había luchado en la revolución francesa  y, a partir de allí, en su familia predominaba una postura política profundamente antimonárquica. Con 20 años, Courbet decide dedicarse al arte y por este motivo viaja a París, donde estudia pintura en el estudio de unos artistas llamados Steuben y Hesse. Comienza por retratar motivos tradicionales, pero pronto abandona a sus maestros en rechazo a la educación formal. Fiel a sus preocupaciones políticas y sociales, comienza retratar a los pobres, los campesinos y los trabajadores.

Presenta su primera gran obra, llamada Entierro en Ornans en el Salón de París de 1850. Esta pintura retrata el funeral del hermano de su abuelo en su pueblo natal. Se trata de un enorme lienzo  en donde aparecen más de 30 personajes asistiendo al entierro de su pariente. Al principio, la pintura fue recibida con gran interés, pero las críticas no se hicieron esperar: escenas de este tipo eran consideradas vulgares para la época y Courbet fue acusado de “perseguir deliberadamente la búsqueda de la fealdad”.  Muchos afirmaban que los rostros de los personajes parecían caricaturas, carentes de la belleza que el arte debería exaltar y ennoblecer. Pero poco le importaban al artista las opiniones de otros.

Entierro en Ornans | Gustave Courbet | 1850

Entierro en Ornans | Gustave Courbet | 1850

Retratar escenas de la vida cotidiana era, para Courbet, una forma de expresar la verdad, de expresar una realidad diferente a los cánones de belleza del Romanticismo, movimiento que el artista ya consideraba obsoleto.  Provocando a la crítica, él mismo afirmaba que el Entierro en Ornans era, en realidad, el entierro del Romanticismo.

De esta manera, posicionándose opuesto a las convenciones académicas,  Courbet iba construyendo su personalidad alrededor de una exagerada estima por sí mismo, casi narcisista. Creía ser el más apuesto y seductor de todos los individuos y, por supuesto, el más talentoso de todos los artistas. Su arrogancia lo llevaba a afirmar cosas como:

Mi pintura es la única verdadera. Soy el primero y único pintor del siglo; los demás son estudiantes o bobos… He hecho mi propia síntesis. Me río de todos y cada uno de ellos, y las opiniones me molestan tanto como el agua que corre por debajo del Puente Nuevo. Hago lo que debo hacer. Se me acusa de vanidoso. Desde luego. Soy el hombre más orgulloso que hay sobre la faz de la tierra.”

Con aires de rockstar, Courbet se iba convirtiendo en el representante del Realismo de la época. Se veía a sí mismo como un salvaje, un hombre libre dentro de una sociedad civilizada.

Cinco años después del Salón de Paris, envía 14 pinturas para participar de la Exposition Universelle. Por falta de espacio, rechazan tres de sus lienzos más grandes, incluido el Entierro en Ornans y otra pintura que recientemente había terminado para la ocasión: El taller del pintor. En ella, Courbet retrata a varios de sus amigos, incluidos el poeta Charles Baudelaire y el anarquista Pierre Proudhon. Completamente reacio a aceptar el rechazo y quedarse de brazos cruzados, decide construir una estructura temporal al lado de la puerta de entrada a la Exposition y ubica allí 40 de sus pinturas, para que aquellos que pasen por allí puedan entrar y conocer su obra. Esta excentricidad, aunque fue un fracaso de ventas, lo posicionó como un artista de vanguardia, dispuesto a desafiar los criterios de evaluación y la autoridad de la Academia francesa.

Para Courbet, el arte se trataba de derribar viejas estructuras para reemplazarlas con algo nuevo. Era un revolucionario, un desterrado que, además de querer destruir las obsoletas tendencias artísticas de Paris, propugnaba un cambio de sistema mediante la publicación de ensayos políticos de índole socialista y anarquista.

En 1857 sorprende de nuevo a la escena artística de la ciudad con la pintura Señoritas a orillas del Sena, donde retrata a dos prostitutas descansando junto al rio. La forma de retratar a estas mujeres provocó un escándalo, ya que el artista mostraba la ropa interior que las señoritas usaban bajo sus faldas. Curiosamente, el hecho de mostrar la ropa interior era más rupturista y provocador que si hubiesen estado desnudas, un motivo tradicionalmente más aceptado.

Señoritas a orillas del Sena | Gustave Courbet | 1857

Señoritas a orillas del Sena | Gustave Courbet | 1857

Pero Courbet no era un inconsciente: sabía que existía un límite. Casi una década después de las Señoritas, por encargo de un diplomático egipcio, termina una obra llamada El origen del mundo, en donde retrata la vagina de una mujer con las piernas abiertas. Esta pintura nunca fue expuesta. La reacción que hubiese generado probablemente amenazaría su carrera o algo peor.  La obra incluso se creyó desaparecida, hasta que fue hallada en la casa del psicoanalista francés Jacques Lacan en 1955, pero solo fue exhibida en un museo 40 años después.

El artista se comprometió con la Comuna de Paris de 1871, una insurrección socialista que gobernó la ciudad durante dos meses. Courbet fue uno de los principales impulsores de derribar la Columna Vendôme, un monumento erigido para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz durante el régimen de Bonaparte. La Columna, un símbolo de la barbarie y tiranía del gobierno anterior para los revolucionarios, fue derribada. Pero una vez que la revuelta fue sofocada, Courbet fue encontrado responsable de este acto y condenado a seis meses prisión, además de tener que pagar los costos de restauración. Dado que estos costos eran imposibles de pagar, Courbet escapó y se exilió en  Suiza, donde morirá cinco años después.

Tengo cincuenta años y siempre viví libre; déjenme terminar mi vida así; cuando muera, que se diga de mí: ‘No perteneció a ninguna escuela, a ninguna iglesia, a ninguna institución, a ninguna academia y, menos aún, a ningún régimen excepto el régimen de la libertad´”

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en abril 3, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s