Siete pecados capitales | Otto Dix | 1933

Siete pecados capitales | Otto Dix | 1933

Siete pecados capitales | Otto Dix | 1933

Otto Dix nació en Alemania y comenzó a pintar junto a su primo. Siendo adolescente, se enroló en el ejército para pelear por su país en la Primera Guerra Mundial. Luego de 3 años, es dado de baja y galardonado con la Cruz de Hierro por su valentía. Sus experiencias en el frente influirán al artista para pintar los horrores de la guerra.

Desde el momento en que deja el ejército, Dix comienza a conocer a otros pintores y, durante un periodo, forma parte de diversos movimientos. Se relaciona con los expresionistas, con los miembros de la Secesión de Dresde, con los de la Secesión de Berlín y, por último, a partir de 1925, con el colectivo de la Neue Sachlichkeit, la Nueva Objetividad, con la cual quedará asociado para siempre el nombre del artista.

El término Nueva Objetividad, al igual que el positivismo americano, implicaba una relación práctica, pragmática con el mundo. Es por ello que rechazaban la subjetividad y el romanticismo del expresionismo. La Nueva Objetividad era un movimiento profundamente crítico de la sociedad: en esos tiempos de inestabilidad financiera y política, donde las diferencias entre ricos y los pobres se acentuaban;  Dix retratará la realidad detrás de la cortina: las prostitutas, los desempleados y los veteranos de guerra.

Pero todo cambiará con el arribo de los nazis al poder en 1933. Como tantos otros, Dix fue catalogado como un artista degenerado y muchas de sus obras fueron quemadas. También fue obligado a asociarse a la Cámara de Bellas Artes del Reich, prometiendo que, de allí en adelante, solo pintaría paisajes inofensivos. No lo hizo.

En este periodo, Dix produce obras en donde, solapadamente, critica los ideales nazis. Siete pecados capitales es una de ellas. Aquí, el artista utiliza una alegoría de estilo medieval ilustrando los siete pecados capitales de la tradición católica en un estilo mágico-realista propio de la Nueva Objetividad. Esta pintura fue creada cuando los nazis acababan de remover a Dix de su posición docente en la Academia de Arte de Dresde.

En primer plano, la Envidia, representada por un niño que usa una máscara, monta a la Avaricia, que toma la forma de una vieja que sostiene una bolsa de dinero. El bigote característico del Führer en la máscara del niño, como podrán imaginar, fue agregado luego de terminada la guerra, cuando no había peligro de represalias. Detrás de ellos, aparece la Pereza, una persona vestida de esqueleto al que le han extirpado el corazón, representando a la Muerte. La posición de los miembros de esta figura se asemeja a la cruz esvástica. Detrás de este símbolo, Dix criticaba a la sociedad alemana que permitió, mediante su silencio y conformismo, el ascenso de Hitler al poder. Detrás y a su izquierda vemos a la Lujuria, bailando y dando de amamantar su pecho desnudo a la Muerte. A su derecha, la Ira se muestra como un demonio con cuernos. Tras la guadaña, vemos la cabeza del Orgullo, que tiene un ano por boca. Y, por último, la Gula, en el extremo derecho de la pintura, está representada por una figura que tiene una olla en la cabeza, y sostiene 2 símbolos: en su mano derecha, el símbolo del infinito y, en su mano izquierda, una caña con el símbolo del pez cristiano.

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en mayo 9, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s