El pergamino del ciervo | Tawaraya Sotatsu y Honami Koetsu | Principios del siglo XVII

El pergamino del ciervo | Tawaraya Sotatsu y Honami Koetsu | Principios del siglo XVII

El pergamino del ciervo | Tawaraya Sotatsu y Honami Koetsu | Principios del siglo XVII

Koetsu y Sotatsu formaron una de las colaboraciones artísticas más importantes de la historia de Japón.

Koetsu pertenecía a una familia de pulidores de espadas (en Japón, diferentes personas forjan, pulen y afilan una espada), la cual servía a la Corte Imperial. El artista era considerado un “hombre del renacimiento”, porque se destacaba en el desarrollo de diferentes actividades artísticas, como la escultura, la ceremonia del té (cha no yu), y, fundamentalmente, la caligrafía japonesa (shodo), por la que era reconocido en todo el Imperio.

Sotatsu, en cambio, era un fabricante de papeles decorativos y también le proveía a la Corte Imperial. Se destacaba fundamentalmente en pintura y era famoso por haber inventado una técnica llamada “mojado sobre mojado” que permitía pintar una zona previamente coloreada, aun cuando el primer color estaba todavía fresco. Los japoneses admiraban la espontaneidad de su pintura ya que reconocían la dificultad que presentaba controlar esta técnica.

Ambos artistas se unirán para crear obras de arte que combinen las disciplinas de la caligrafía y la pintura japonesa. Ilustrarán poemas clásicos y, por 15 años, producirán incontables obras de arte. Koetsu y Sotatsu se convertirán en el germen de la escuela de arte Rimpa, que será consolidada por Ogata Korin.

El pergamino del ciervo ilustra una serie de 28 poemas de la Nueva Colección de Poemas Antiguos y Modernos, una antología de poemas japoneses que comenzó a gestarse en el año 905 y fue completada en 1439.

El extracto que se muestra aquí es el comienzo de la serie. Inmediatamente, podemos ver que El pergamino del ciervo presenta las características de la pintura del periodo Edo: una composición formada por un único motivo, donde el espacio vacío cobra una importancia tan fundamental como el área cubierta.

La caligrafía de Koetsu es firme y segura; el ciervo de Sotatsu, por el contrario, es delicado y frágil. La búsqueda de ambos artistas por el equilibrio se muestra en todo el pergamino que, aunque extenso, fluye como si fuese música.

En este link, pueden acceder al pergamino completo para ver todos sus detalles y las traducciones de los poemas:

El pergamino del ciervo

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en abril 12, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s