Judith I | Gustav Klimt | 1901

Judith I | Gustav Klimt | 1901

Judith I | Gustav Klimt | 1901

Hace algunos meses hice un post sobre Klimt, en el cual introduje al artista y, por lo tanto, no es necesario hacerlo acá.

Mi post de hoy es más personal. Sin embargo, antes de llegar a mi comentario, necesitamos una explicación del tema de la pintura.

La historia de Judith y Holofernes se narra en el libro de Judith, perteneciente al canon de la biblia católica. Diferentes artistas, desde Caravaggio a Goya, han retratado partes de este libro. Hoy contamos con más de 100 representaciones de la historia, entre pinturas y esculturas; y, por lo tanto, este es uno de los motivos más usados y cliché de toda la historia.

La trama se desarrolla en medio de una invasión babilonia al pueblo de Betulia, en el actual territorio de Israel. Judith, una joven viuda de clase alta y hermosas facciones, deslumbra al general del ejército babilonio, Holofernes. Haciendo uso de su belleza, la protagonista se infiltra en las filas enemigas hasta que consigue una audiencia con Holofernes, quien la invita a cenar. Durante la comida, Judith le da de beber en exceso y, una vez en la alcoba, Holofernes, completamente borracho, cae en un sueño profundo. En ese momento, Judith asesina al general con alevosía, cortándole la cabeza; acción que deja al ejército invasor sin su líder y precipita la victoria del pueblo judío.

Judith I es la primera obra del “periodo dorado” de Klimt, en donde el artista utiliza hojuelas de oro en sus óleos. Las pinturas de este periodo son fácilmente reconocibles porque parecen iconos bizantinos o rusos. El hermano del artista ayudó a Klimt con el marco de Judith I, también cubierto de hojuelas de oro, donde claramente se lee el titulo original de la obra: Judith y Holofernes. Sin embargo, este título es casi irónico porque la obra no muestra dos personas interactuando, sino que Judith cubre casi toda la composición y, de Holofernes, solo queda la cabeza.

El motivo de la obra siempre fue controversial ya que Judith, retratada como “mujer virtuosa” en la misma biblia, se convierte en una asesina. Y Klimt va todavía mas allá, retratándola con una expresión de placer, casi sexual, mientras sostiene la cabeza de su enemigo.

Como sabrán por algunos post anteriores, hace poco tuve la oportunidad de visitar el Centro y Este de Europa. Y en Galería Belvedere de Viena,  pude ver expuesta muchas de las obras del artista, incluida Judith I.

Los curadores de los museos tienen una extraña costumbre que todavía no termino de entender: uno puede caminar por varias salas llenas de obras indiferentes (si me permiten la subjetividad); y, de repente, uno dobla la esquina y se encuentra en una sala en donde exponen todas juntas, las obras mas valiosas y relevantes del museo. La Galería Belvedere no fue la excepción y expone, conjuntamente, El beso y Judith I, indudablemente, las obras más importantes de Klimt.

Y lo que sucede al entrar es extraño. Todas estas obras juntas se vuelven insoportables. Como si todo el significado que traen consigo pesara sobre tu cabeza y te dejaran mareado. Yo sinceramente quería ver cada uno de los cuadros y sus detalles con paciencia, pero no tuve demasiado éxito. Me paré frente a El beso, pero no pude concentrarme como hubiese querido: Judith I, colgada a la derecha, me clavaba sus ojos con soberbia. Con delicadeza, pero también con una mirada asesina. No muchas pinturas me inquietan. Pero Judith I es una de ellas. El contraste de ver en la misma sala la ternura de El beso al lado de la locura asesina de Judith I, resulta definitivamente perturbador.

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en enero 11, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s