La lección de danza | Edgar Degas | 1876

La lección de danza | Edgar Degas | 1876

La lección de danza | Edgar Degas | 1876

Luego de la guerra franco-prusiana, el artista pasa una temporada en Nueva Orleans, EEUU, donde se habían asentado varios miembros de su adinerada familia. Pero cuando Degas vuelve a París, se encuentra con que su hermano había invertido todo el dinero de la familia en negocios arriesgados que no habían dado fruto. Sino todo lo contrario: el hermano estaba quebrado y había dejado a su familia en bancarrota.

Para ayudarlo a salir de esta situación, Degas decide trabajar por primera vez. Como la pintura era su hobby, piensa que puede llegar a hacer dinero si vende sus trabajos. Al poco tiempo, se da cuenta que sus pinturas de bailarinas se venden bien y persiste entonces con éste motivo. Al día de hoy, casi la mitad de sus obras ilustran escenas de ballet o escenas en relación con la danza.

La pintura de hoy es, quizás, una de sus obras más conocidas. Vemos un estudio de ballet en donde observamos al profesor dictando clases a sus alumnas. Degas, al contrario de los otros impresionistas, prefería las escenas interiores; y se burlaba de los artistas que preferían la pintura al aire libre, como Monet. Otra diferencia que tenia respecto de otros, es el encuadre de sus obras. Aquí, veremos que las bailarinas en primer plano se encuentran de espaldas, lo cual hace confusa a la composición (Leonardo no habría dudado en ponerlas a todas de frente, como en su Ultima cena), por lo menos al principio. Sin embargo, el artista era plenamente consciente de cómo trabajar su escena, por lo cual, su elección del encuadre no es azarosa. La espontaneidad que muestra el lienzo es, paradójicamente, fruto de una reflexión profunda de su parte. El mismo Degas dirá que “ningún arte nunca fue menos espontaneo que el mío. Lo que hago es el resultado de la reflexión y el estudio de los grandes maestros; de la inspiración, de la espontaneidad y del temperamento, yo no sé nada.”  

Es por ello que su intención es clara: insertar al espectador dentro de la obra. La perspectiva que utiliza en La clase de danza, con el punto de fuga hacia la derecha, refuerza esta sensación de dinamismo, de inquietud y de movimiento entre el espectador y la pintura, logrando una obra maestra, no por su grandiosidad, sino por su sutileza.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en febrero 17, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s