Girasoles | Vincent van Gogh | 1888 – Parte 2

Girasoles | Vincent van Gogh | 1888

Girasoles | Vincent van Gogh | 1888

Viene de Parte 1

Ese loco de Vincent…

Por lo general, siempre hago una introducción histórica del artista. Para este post, solo me concentraré en aquellas que importan para el análisis de la obra.

Como habrán visto, no me refiero al artista por su nombre porque tenemos confianza, sino porque Vincent rechazaba que lo conozcan como “van Gogh”. La razón es que, para él, el lugar de origen era irrelevante. Por ello, solo firmó muchas de sus obras como “Vincent” a secas, incluida Girasoles.

El artista nace en Zundert, un pequeño pueblo rural del sur de Holanda, en el seno de una familia protestante. Su padre era el pastor de la Iglesia Reformada Holandesa local y llevaba una vida austera y piadosa. Por ello, Vincent se cría en un contexto profundamente religioso, lo cual paulatinamente va haciendo de él una persona callada, tímida e introspectiva. Pero así también, los valores cristianos de su familia lo hicieron una persona bondadosa, constantemente preocupado por los demás y con una energía inagotable para ayudar a aquellos que lo necesitaran.

A partir de contactos familiares, el joven Vincent trabajó en el extranjero como comerciante de arte, ya que varios parientes de su familia pertenecían a este mundo. Pero su sentimiento religioso crecía y sus inquietudes espirituales aumentaban. En la búsqueda de su vocación, Vincent quiso ser pastor y, por ello, lo mandan a estudiar teología a Ámsterdam sin mucho éxito: el artista no servía para estudiar. Sin embargo, no se desaminó en su búsqueda y aceptó un puesto como misionero en una mina de carbón en Bélgica. Allí, Vincent predicaba la palabra de Dios a la vez que acompañaba y ayudaba a los trabajadores en sus quehaceres diarios. Pero fue más allá: movido por la compasión, el artista decidió vivir exactamente de la misma forma en la que lo hacían los trabajadores, lo que lo llevó privarse de alimentos, trabajar horas extenuantes o a dormir sobre paja; aunque no lo necesitara.

Como podemos ver, Vincent se comprometía a fondo con sus proyectos. Y como con todas las cosas, lo hacía con una intensidad preocupante. Ya en este momento, su extraño comportamiento nos indica que la personalidad del artista se estaba transformando… lentamente. Aunque hay muchas teorías diferentes acerca de la patología que sufría, ya nunca podremos saber exactamente cuál era. Pero, para seguir analizando los Girasoles, tendríamos que conceder que, por lo menos, Vincent era una persona enferma.

Con 27 años, de repente, el artista tuvo una revelación. Su misión era clara: ayudar a otros. Pero, como no había prosperado ni como pastor, ni como voluntario en la mina de carbón, Vincent descubrió que su misión sería redimir a la humanidad a través del arte. Y, durante los siguientes 10 años, con un fervor exacerbado, el artista terminará todas sus obras.

Parte 3

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en enero 31, 2011.

Una respuesta to “Girasoles | Vincent van Gogh | 1888 – Parte 2”

  1. […] Parte 2 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s