El patinador | Gilbert Stuart | 1782

El patinador | Gilbert Stuart | 1782

El patinador | Gilbert Stuart | 1782

El excelente pero cobarde pintor Gilbert Stuart se escapa de su Estados Unidos natal a Inglaterra en el año 1775, forzado por el clima político de la incipiente revolución americana de 1776. Una vez en Londres, a pesar de ya dominar la técnica, continua estudiando de la mano de Benjamin West el cual, sorprendido por la habilidad de su estudiante, propone que lo retrate. Ese lienzo luego es presentado en una exhibición de la Royal Academy of Art y es recibido con agrado por la crítica.

Hasta ese momento, los retratos de Stuart nunca eran de cuerpo completo sino que solo se limitaba a retratar el rostro y parte del busto. Como mucho, “hasta el quinto botón”, en sus propias palabras.

Luego de la mencionada exhibición, William Grant le propone a Stuart que pueda pintarlo de cuerpo completo y, envalentonado por la recepción del retrato de su maestro, nuestro artista acepta el desafío.

Llega Grant al estudio de Stuart y, en referencia al clima, le dice: “con este frio, el día es más apropiado para patinar que para quedarse quieto posando para un retrato”. Ambos se miran y se les ocurre una idea: ir a patinar al Hyde Park. Lo hacen y Stuart decide retratarlo como un patinador. Grant consiente y, una vez que el artista vuelve a su estudio, comienza a pintar el retrato de memoria, ya que no hacia esquemas en lápiz.

En El patinador, vemos a Grant elegantemente vestido y con los brazos cruzados. Su postura y la actitud de su rostro nos indican que es un diestro patinador, al contrario de los aquellos personajes que vemos en el fondo, que parecen hacer mucho esfuerzo siquiera para mantenerse erguidos. Grant, en cambio, se desplaza con gracia por el hielo.

La composición se completa por un cielo nublado, arboles a la vera del lago congelado y, lejos en el fondo, podemos ver la Abadía de Westminster en un Londres casi rural.

La originalidad del lienzo es recibida con sumo agrado por la Royal Academy of Art; y así, convierte a Stuart en uno de los retratistas más importantes de la época, únicamente por debajo de los ya consagrados Thomas Gainsborough y Joshua Reynolds.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en octubre 26, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s