Retrato de un cleptómano | Théodore Géricault | 1822

Retrato de un cleptómano | Théodore Géricault | 1822

Retrato de un cleptómano | Théodore Géricault | 1822

Con 19 años, el renegado Géricault abandona la escuela donde estudiaba arte ya que prefirió estudiar directamente en el Louvre, donde copió durante 6 años las obras de los grandes maestros de la pintura.

Su obra fue evolucionando con lienzos grandes y detallados. Presentó varios de ellos en el Salón de París, recibiendo, por La balsa del Medusa, una medalla de oro.

Un psiquiatra amigo de la familia llamado Étienne-Jean Georget, sorprendido por la objetividad de Géricault, le encarga al artista una pintura que represente cada una de las formas clínicas de lo que, en ese momento, se llamó monomanía. Para ello, Géricault asiste al Hospital de la Salpêtrière, lugar de trabajo de Georget, donde comienza a retratar a los internos. El artista pinta 10 retratos, de los cuales, solo 5 sobreviven hasta el día de hoy. Retrato de un cleptómano es el más famoso de todos.

La mirada del paciente, perdida y vacía es, según mi opinión, lo más interesante y efectivo de la obra. En ella, aunque notamos cierta expresión de sorpresa en sus cejas, podemos ver a la vez la indiferencia del cleptómano respecto del mundo o, para decirlo más exactamente, respecto de la realidad que lo rodea. La barba larga, el cuello sucio y su cabello despeinado son todos índices de la poca importancia que le otorga a su aseo personal. Por último, también usualmente se hace mención a los hombros caídos, que nos dan la sensación de una persona cansada o hastiada y, de alguna manera, resignada.

A pesar de que en ese momento era común que los pacientes de los manicomios usen camisas de fuerza, en la pintura de Géricault, el personaje aparece con su propia ropa: no se estigmatiza al enfermo, sino que se lo ve como alguien más.

Éste cuadro fue pintado con rápidas pinceladas y no cuenta con una gran calidad de detalles, como si poseen la mayoría de las pinturas de Géricault. Algunos sostienen que ello sirvió de antecedente a la forma de pintar de los impresionistas pero, por supuesto, la obra no pertenece a este movimiento; sino que se hace referencia a ella como perteneciente a la escuela romántica, por tratar de dar cierta dignidad a los enfermos mentales, algo nuevo para la época.

Luego de pintar la serie de retratos de la Salpêtrière, afectado de tuberculosis, Géricault muere a los 33 años. Una tragedia.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en septiembre 20, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s