Madame Charlotte du Val d’Ognes | Constance Marie Charpentier | 1801

Madame Charlotte du Val d'Ognes | Constance Marie Charpentier | 1801

Madame Charlotte du Val d'Ognes | Constance Marie Charpentier | 1801

La pintura Madame Charlotte du Val d’Ognes no está firmada, y siempre existió un halo de misterio sobre su autoría, que tradicionalmente se atribuyó a Jacques-Louis David. Así, el Metropolitan Museum of Art adquiere el cuadro de ésta estudiante de arte, apostando que pertenece al artista francés. Pero en los ‘50s, el curador de arte Charles Sterling , quien miraba la pintura con “admiración y escepticismo”, hace un análisis detallado de la pintura y, con un ojo artístico increíblemente fino, nos detalla ciertas características que lo llevan a pensar que fue otra persona fue la autora del cuadro: el fondo complejo y la luz que viene de atrás, para Sterling, no eran propias de David. Asimismo, destaca la inexactitud de la articulación del hombro y la muñeca de Madame Charlotte

Es por eso que Sterling busca en el catalogo del Salón de París, y nota que allí expuso una desconocida discipula de David llamada Constance Marie Charpentier. Sigue indagando y descubre un recorte de prensa de la época en donde se describe que un cuadro con “una joven mujer completamente en sombras” le valió a Charpentier una medalla de oro en la exposición. Y es por ello que concluye, sin lugar a dudas, que la obra no pertenece a David, sino a su discípula.

A pesar de los comentarios de Sterling sobre la obra, y del hecho de que poquísimos cuadros de Charpentier hayan sobrevivido hasta nuestros días, la pintura Madame Charlotte du Val d’Ognes posee una técnica inigualable. La escena interior, y la luz de la ventana, en combinación con los pliegues del vestido crean una atmosfera relajada y pura. Charlotte posee un nivel de detalles que solo pueden ser producto de la escuela de David; y son éstos mismos los que contrastan con lo plano y monótono del muro de fondo y nos dan una obra soberbia.

Sin embargo, a pesar de la calidad de la obra, confirmar que David no fue el autor de la misma devaluó el valor de la pintura en 100.000 dólares. Aun así, desde este humilde blog, reivindicamos a Charpentier y le agradecemos por tanta magia.

Ps. Realmente no llego a descifrar que hace la pareja que se ve en un balcón a través de la ventana. Aun así, intuyo tendencias semi voyeuristas en la personalidad de la estudiante de arte retratada.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en septiembre 16, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s