Visión luego del sermón | Paul Gauguin | 1888

Visión luego del sermón | Paul Gauguin | 1888

Visión luego del sermón | Paul Gauguin | 1888

Decepcionado con el impresionismo y el realismo, Gauguin consideraba que el arte europeo se había vuelto muy repetitivo y le faltaba el simbolismo propio de otras culturas como la asiática y la africana.

Nuestro artista había recibido influencias de diversas fuentes: por un lado, había pasado su infancia en Perú y también había vivido en la isla de Martinica junto a una pequeña comunidad de artistas indios. Ambas experiencias determinarían el primitivismo en su futura obra, es decir, la consideración de que la vida era más significativa antes de la civilización moderna.

Viviendo en París, Gauguin visitaba frecuentemente, junto a otros pintores, la comunidad de artistas de Pont-Aven, en Bretaña, al noroeste de Francia. Allí, admiraba la vestimenta que usaban las mujeres y parecían interesarle sus costumbres, así como su simplicidad en la vida cotidiana.

En la obra Visión luego del sermón o Jacob luchando contra el ángel vemos éstas mujeres bretonas, en su vestimenta típica, observando una visión perteneciente a la biblia en donde Jacob, para recibir la bendición de un ángel, lucha contra él, forzándolo a otorgársela. Las mujeres de la pintura participan juntas de ésta visión; algunas observan con curiosidad, mientras otras rezan con los ojos cerrados.

Gauguin divide el lienzo en 2 planos pictóricos a través de un árbol en diagonal. Y éste hecho no es casual: en ese momento, París estaba influenciada por el japonismo, un modo de pintar que imitaba la simpleza y bidimensionalidad de la pintura japonesa; y que luego también va a influir en la pintura de van Gogh.

Ésta obra es considerada la primer pintura estrictamente simbolista de Gauguin. Los colores son chatos e intensos y, para separarlos entre sí, Gauguin utiliza una marcada línea negra; una forma de pintar característica propia de los cloissonistas.

Visión después del sermón, en principio, fue pensada para que forme parte en la decoración de la iglesia de Pont-Aven, pero como no les gustaba a los religiosos, terminó enviándola a Theo van Gogh (el hermano de Vincent, mercader de arte) para que la venda.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en agosto 5, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s