Vista noreste desde la cima del monte Kosciusko | Eugene von Guérard | 1863

Vista noreste desde la cima del monte Kosciusko | Eugene von Guérard | 1863

Vista noreste desde la cima del monte Kosciusko | Eugene von Guérard | 1863

Luego de viajar por Italia con su padre pintor, von Guérard se puso en contacto con Los Nazarenos, un grupo de pintores románticos alemanes que se encontraban expatriados en Roma y que habían ocupado el abandonado monasterio San Isidoro, donde vivían. Rechazaban el neoclasicismo por su “superficial virtuosidad artística” y buscaban, a través de la naturaleza, un medio para llegar a Dios.

El joven Eugene siguió viajando por distintas partes del mundo hasta que llegó a Victoria, Australia, en 1852: se había contagiado la fiebre del oro y decidió probar suerte en esta colonia inglesa. Evidentemente, nuestro artista experimentaba una fuerte indecisión vocacional. Sin embargo, al fracasar en su búsqueda del precioso metal, retomó la pintura.

Influenciado por su Los Nazarenos y por la vida al aire libre en Australia, pinta pasajes románticos y, para 1860, se convierte en el pintor de la naturaleza más importante de las colonias. Vista noreste desde la cima del monte Kosciusko prácticamente se confunde con las pinturas de Caspar David Friedrich, las cuales tratan un solo tema: el insignificante ser humano frente a la majestuosidad de la naturaleza. Aquí observamos 5 personas (¿pueden descubrirlas todas?) frente a un paisaje montañoso. El manejo de la luz es extremadamente efectivo: delante, los personajes se mantienen en la sombra; y las montañas de fondo, se encuentran iluminadas, lo cual las hace todavía más potentes.

Se observan 3 planos: delante, el de los personajes en sombras; en el centro, la formación de montañas nevadas; y de fondo, la formación de montes rojizos.

Respecto del primer plano, las rocas parecen estar dispuestas de un modo extraño, unas sobre otras. Nunca he visto rocas apilarse así. Y, aunque no soy geólogo ni nada parecido, no creo que esto sea real, sino que creo que este plano nació de la propia cabeza de von Guérard. Respecto del segundo y tercer plano, también encuentro algo extraño: en el segundo las montañas están nevadas y húmedas, mientras los montes del fondo son rojizos y secos, propios del desierto australiano. ¿Habrá querido nuestro amigo Eugene superponer diferentes tipos de paisajes en una misma obra para lograr contrastes que en la naturaleza no existen? Lo presupongo.

Post largo. Hoy estuve inspirado.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to MySpaceAdd to NewsvineAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

Anuncios

~ por Álvaro Mazzino en julio 13, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s