Los paraguas | Pierre-Auguste Renoir | 1886

Los paraguas | Pierre-Auguste Renoir | 1886

Los paraguas | Pierre-Auguste Renoir | 1886

El joven Renoir, que casi no poseía dinero para comprar pinturas, no se imaginaria que, en el futuro, seria reconocido como uno de los máximos exponentes del impresionismo.

A pesar de comenzar con su carrera artística siendo adolescente, el reconocimiento le llegó luego de 10 años de trabajo, cuando pudo presentar 6 de sus pinturas en la primera Exhibición Impresionista de 1874 que, en ese momento, era considerada una exposición “alternativa” al circuito académico y formal.

Pero el inquieto Renoir buscaba constantemente nuevas formas de expresarse y, a partir de 1881, viaja por Argelia e Italia. En el mediterráneo, queda impresionado por las obras de Tiziano y empieza a pensar que su propia obra debe recuperar la “grandeza y pureza” del arte clásico.

Y es allí donde toma significación su obra Los paraguas. En esta transición del impresionismo a una pintura más tradicional, la obra de hoy es considerada un experimento que el artista  tardó 6 años en completar. Como vemos, se trata de una escena en la calle donde los personajes, bajo un cielo nublado, se protegen de la lluvia bajo sus paraguas.

Para comenzar, la composición es extraña. En lugar de ser una composición equilibrada, Los paraguas parece más una instantánea fotográfica que una pintura, ya que los personajes en los extremos están cortados violentamente sin ningún tipo de reparo. Si aguzamos nuestro ojo, podemos también observar que la obra fue pintada de formas diferentes: mientras las sueltas pinceladas y los colores brillantes de las chiquillas de la derecha y los arboles de fondo son puramente impresionistas; la líneas certeras y compactas, además de los colores apagados, tanto de la mujer de la izquierda como de los paraguas, son evidentemente más clásicos y tradicionales.

Pero aun así, Renoir sigue siendo Renoir y mantiene el interés por la belleza y, especialmente, la sensualidad femenina. Tanto la curvilínea mujer de la izquierda, como la pequeña que mira al espectador, destacan la preocupación de Renoir por la figura femenina, al igual que los antiguos maestros del arte clásico.

Add to DeliciousAdd to DiggAdd to FaceBookAdd to Google BookmarkAdd to RedditAdd to StumbleUponAdd to TechnoratiAdd to Twitter

About these ads

~ por Álvaro Mazzino en noviembre 1, 2010.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 142 seguidores